Etiquetas

, ,


Krystian Zimerman nació el 5 de diciembre de 1956 en Zabrze (Polonia).

De niño se llevó una gran sorpresa cuando, a los seis años, descubrió que no todos los hogares disponían de un piano. Hasta entonces había supuesto que tocar el piano era una parte tan natural de la vida como comer, beber o dormir.
Estudió con su propio padre y con el maestro Andrzej Jasinski en los Conservatorios de Katowice y de Varsovia.
En 1975 obtiene el primer premio en el concurso de piano Frederic Chopin de Varsovia, probablemente el concurso más prestigioso del mundo. Zimerman lo ganó con 18 años de edad, siendo el pianista más joven en conseguirlo.


Actuación de Zimerman en el Concurso Chopin de 1975

El triunfo en el concurso le abrió las puertas de las grandes salas de concierto de todo el mundo. No obstante, la fama no se le subió a la cabeza y en 1979 abandonó temporalmente su carrera de concertista para dedicarse durante todo un año a perfeccionar su repertorio y técnica.
Zimerman ofrece un máximo de 50 conciertos anuales, que compagina con su labor como profesor en la Academia de Música de Basilea, Suiza, de la que es profesor desde 1996.


Gershwin: Preludios

Viaja siempre con su propio piano Steinway, que él mismo ha preparado para poder utilizarlo en sus conciertos.
Ha trabajado con las más importantes orquestas y directores del mundo, entre ellos, Herbert Von Karajan, Leonard Bernstein, Pierre Boulez, Carlo Maria Giulini, Seiji Ozawa, Claudio Abbado, Sir Simon Rattle o Riccardo Muti.


Beethoven: Sonata nº 8

Grandes compositores le han dedicado obras para su interpretación, como es el caso del compositor polaco Witold Lutoslawski, que compuso para él su Concierto para Piano y Orquesta, obra que el propio Zimerman grabó bajo la dirección del compositor.


Chopin: Balada nº 1

Tiene contrato en exclusiva con la compañía discográfica alemana Deutsche Grammophon. Sus grabaciones están consideradas como excepcionales por la crítica musical.
Extremadamente exigente consigo mismo, ha llegado, incluso, a retirar del mercado grabaciones suyas que, pasado el tiempo, no cumplen su nivel de exigencia.
Es uno de los intérpretes de referencia en la música de los grandes músicos del clasicismo, romanticismo y post-romanticismo: Beethoven, Schubert, Chopin, Liszt, Brahms o Debussy.  Es, además, un gran divulgador de la música polaca actual.


Schubert: Impromptu op. 90 nº 4

Como siempre, esperamos que os haya gustado y dejad vuestros comentarios.

Anuncios