Etiquetas

, ,

     Normalmente no suele ser agradable trabajar técnica: escalas, arpegios, etc. Pero se trata de algo fundamental para el pianista, tanto en su etapa de formación como en su etapa profesional.

     Aparte de lo estrictamente mecánico (no podemos olvidar que nuestros dedos son como atletas que tienen que entrenar a diario) nos sitúan en el contexto tonal de la obra que vayamos a estudiar o interpretar.

     Os animamos a que no os de pereza practicar técnica ¿o pensáis que a este chico esto no le va a servir de nada?

     Las imágenes son de un chico de 11 años en un Concurso de Técnica en la Vlasenko Music School de Moscú, Rusia.